ASTROLOÍA

¿Has mirado tu horóscopo hoy? Yo sí, porque es más importante la manera en como una persona toma las riendas de su destino que el propio destino en sí. Y la astrología es una herramienta muy útil para saber cómo afrontarlo.

Los astros tienen una posición concreta en el momento del nacimiento de cada ser humano, a partir de ahí, la astrología relaciona las características de una persona con su signo zodiacal. Podríamos decir que la astrología integra el estudio del macrocosmos universal y el del microcosmos que es el ser humano, al determinar ciertos aspectos que se producen en el cielo, el astrólogo  es capaz de interpretar el momento que cada individuo está viviendo.

Prácticamente todas las civilizaciones han acudido a los astros tratando de averiguar el destino de los seres humanos. En la antigüedad, astrología y astronomía eran lo mismo, pero ambas se fueron separando después del racionalismo.

Por su parte, también el catolicismo se opuso a la práctica de la astrología por considerarla supersticiosa, porque contradecía la doctrina católica, aunque también en el  catolicismo está muy bien visto el sufrimiento; el que sufre se gana el cielo… sin embargo el cielo nos dice que hay que trabajar el dolor en el no sufrimiento para evolucionar, para alcanzar lo que todos queremos: SER FELICES.

La astrología kármica cree que el alma tiene un peso específico en el destino y afirma que el karma es una energía trascendente (invisible e inmensurable) que se deriva de los actos de las personas. Los puntos kármicos, llamados en astrología nodos lunares, son dos: el norte, que nos habla de la misión de vida, y el sur, que nos señala nuestros arraigos de vidas pasadas.

Cada deseo tuyo es un hecho en potencia que se gesta en el universo, pero debes dejar que fluya y dejar que el universo, dentro de su infinito abanico de posibilidades, manifieste tus anhelos. Somos el microcosmos en total comunión con el macrocosmos.

En definitiva, la astrología nos sirve como un instrumento de autoayuda válido para el desarrollo personal y poder, desde el conocimiento de nuestro origen, configurar nuestro carácter y nuestro destino.

Escorpio: Puedes percatarte que hay un aire de fantasía en el día que causa que tus emociones pierdan la noción del tiempo y del espacio. No te molestes en volver a la realidad si no hay necesidad de hacerlo. Ve a una película y a tu restaurante favorito. Te resultará muy placentero pasar algún tiempo en compañía de otras personas.

Pues lo dicho. Os dejo que he quedado para comer en compañía de unos amigos. Ya os cuento.

 

jordi h. Bernal

Más información en nuestro canal de youtube de facebook y de tweeter

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *